Chukum descubierto y explorado por los Mayas

El árbol de Chukum fue descubierto y explorado por los Mayas cuando empiezan hacer sus primeros experimentos con mezclas de cientos de distintas plantas y polvos de piedra para crear estucos que al secar les pueda servir de elemento básico para sus construcciones.  Vieron también que la resina que sacaban de la corteza de este árbol llamado científicamente  Acadia Albicans, les permitía usarlo como tinte para todas sus señalizaciones y curtido de pieles.
Chukum, (Phitecolobium albicans, Benth). Árbol de las leguminosas cuya corteza es muy utilizada como colorante y curtiente.
Con el Chukum forraban sus bodegas donde almacenaban maíz y que descubren que evita el paso de la humedad y de esta forma conservaban por larga temporadas sus alimentos.  También lo utilizaron en las cubiertas de cisternas en formas de conos que recibían la lluvia y allí la conservaban limpia.
Este árbol llamado Chukum por los mayas solo crece en Yucatán, debido al suelo árido de piedra calcaría y como resultado da mucha espina característica de vegetaciones que crecen entre rocas. Su madera es suave por lo tanto no es apta para la construcción de muebles.
La resina sale de la corteza no de la raíz como se ha dicho en otros lados, el árbol no muere cuando se utiliza la resina ya que solo se utiliza la piel sobrante del árbol, incluso les sirve como limpieza para que crezcan más.
Actualmente es actualmente el Chukum es utilizado para hacer las restauraciones en las zonas arqueológicas de Uxmal y Chichén Itzá nombre de donde proviene nuestra marca CHICHéN.
La utilización del Chukum tiene aproximadamente 15 años, esto sale de las conversaciones de los abuelos a sus nietos de los pueblos cercanos a Mérida y donde poco a poco fueron haciendo sus primeras pruebas con las recetas ancestrales pre hispánicas.
Este descubrimiento de los primeros arquitectos Yucatecos los ha llevado a la amplísima utilización de este estuco natural que  hoy por hoy ya es una tradición en obras modernas la utilización en albercas, fachadas, pisos, muros interiores, cocinas, baños y techos.
El Chukum es altamente solicitado por constructores de albercas en todo el país por sus enormes ventajas contra cualquier otro elemento.  Su mantenimiento e prácticamente nulo, no sufre de alteraciones por salitre, sol o sarro. Cuando al Chukum se le forman hongos de humedad se debe  a que esa zona no quedó debidamente pulida, quedó ligeramente áspera y eso se soluciona fácilmente con lija de agua y cloro con agua. Se debe evitar lavar con ácidos directos ya que podrá decolorarse.
El Chukum se integra de manera natural en albercas, ojos de agua, fuentes y cascadas, regalándonos una magia de colores naturales en armonía con el ambiente.
Es importante seguir nuestras recomendaciones al aplicarlo, tenemos 10 años de experiencia construyendo piscinas de Chukum y ya hemos sufrido y experimentado lo que no se debe hacer.

Deja un comentario